Earprotech Care

Una nueva conciencia en protección auditiva

Causas

Oído externo y oído medio

Las causa principal de una pérdida auditiva originada en el oído externo y el medio son la acumulación excesiva de cera, las infecciones, las perforaciones timpánicas y la otosclerosis (calcificaciones de los huesecillos del oído medio que limitan su movilidad). La mayoría de los problemas del oído externo y del oído medio se pueden tratar de forma satisfactoria mediante medicamentos o cirugía.

Oído interno

En el caso del oído interno la mayoría de los problemas resultan por daños en sus estructuras causando pérdida de audición. Las causas principales son el desgaste natural del la edad, la excesiva exposición al ruido, las medicaciones toxicas para el sistema auditivo y el consumo excesivo de tabaco y de alcohol. En todos estos casos se produce un daño en las células ciliadas de la cóclea que obstruye el envío de señales al cerebro. Hay que tener en cuenta que el daño producido es irreversible.

Pérdida auditiva inducida por el ruido (NIHL)

Está asociada a la pérdida de audición neurosensorial causada principalmente por un daño coclear en las células ciliadas internas y externas. Este tipo de pérdida auditiva provoca una mayor dificultad para entender lo que la gente dice, especialmente cuando estás en un ambiente ruidoso (ej. en una fiesta, en un concierto o en un restaurante).

La pérdida de audición es bilateral, simétrica e irreversible y suelen provocar acúfenos (ruido o zumbidos en los oídos). La exposición continuada a sonidos de intensidad elevada puede desencadenar irritación, falta de concentración, sensación de cansancio, malestar y pérdida auditiva progresiva.

Acúfenos o Tinnitus

Los acúfenos son la sensación de ruido en la cabeza y puede ocurrir en conjunto con una pérdida auditiva. Las causas principales pueden variar al igual que las de una perdida auditiva y puede ser difícil de saber en algunos casos.